Registros Akáshicos

Una amorosa herramienta hacia tu serenidad

 Hace un tiempo me preparé para leer los Registros Akáshicos (R.A), en principio lo hice para mí, para poner en orden la información que recibía a través de los sueños o en el día a día. Cuando las personas me dicen que les da miedo y que cómo lo hago, no tengo otra respuesta que decirles que los Registros Akáshicos son un amoroso proceso que te brinda serenidad, entendimiento y reconciliación con la información que traen y que solo te pertenece.

¿Por qué tú no puedes leer tus Registros y yo sí?

Es una pregunta frecuente, y aunque no me la hagan les aclaro antes de comenzar ¿Por qué no ibas a poder leer una información que solo te pertenece? Por supuesto que puedes, la única diferencia es que por el ruido mental que tenemos en nuestro día a día, y nuestra incredulidad, no sabemos si un amoroso mensaje es de nuestra mente que se lo inventa, o es realmente una respuesta a nuestra pregunta. ¿Por qué yo, o las personas que estamos preparadas para ello podemos leerlo? La respuesta es muy sencilla, hemos tomado la decisión de forma amorosa y responsable en ese momento, de ejercer de canal para traerte la información que estas solicitando.

Pero veamos que son los Registros Akáshicos y cómo se accede a ellos.

La palabra Akáshico proviene del antiguo sánscrito de la India que significa sustancia energética de la cual emana toda la vida. El Registro Akáshico (RA) es denominado el libro de la vida, donde se registra toda la información del alma. Es como una gran biblioteca universal donde se guarda la información de todas las reencarnaciones y vidas de los seres. También se le conoce como quinta esencia o sonido sagrado.

El archivo Akáshico es atemporal, quiere decir que no se rige por un tiempo lineal, sino que vibra en el tiempo circular, donde pasado presente y futuro interactúan continuamente. La lectura de los registros Akáshicos, permite el proceso acelerado de sanación del alma y del ser en todos los cuerpos y dimensiones y planos. Con la información de la lectura de tu R.A., tomas conciencia de tu Ser Superior, comprendes lo que hay que sanar transmutar, iluminar o simplemente saber.

 En las lecturas de los registros que he realizado, me doy cuenta de que la información llega de forma amorosa, sutil y con una vibración muy alta, así pues, brinda a la persona que lo recibe una sensación de paz y armonía.

Cuando solicitas la apertura y lees tus registros, eres capaz de ver, que aquello que te atormentaba, realmente es un proceso de aprendizaje lleno de mucha luz y amor en tu vida. Desde esta conciencia, es mucho más fácil y conciliador caminar por la vida, siendo más empáticos con las personas que nos rodean, pero sobre todo contigo mismo.

Gracias a la invocación a la Divinidad, Dios, la Madre Tierra, El Universo, Tu Yo Sagrado (puedes darle el nombre que desees porque no son más que palabras y lo importante es lo que significa para ti) la información que te brindan hace que despierte dentro de ti, un amoroso proceso de entendimiento.

Muchas personas recuerdan la información que reciben, algo encaja como una pieza de puzzle que te muestra la belleza de la imagen, de tu camino, de la apertura a una nueva posibilidad. Antes por los miedos, el dolor o emociones densas quizás no te han permitido hasta ahora escuchar, lo que a veces a través de señales te habían mostrado.

Las personas que solicitan la lectura de los Registros Akáshicos, es porque están preparadas para escuchar. Así también hay preguntas que no son respondidas, simplemente porque no es el momento que te sea dada. Llegará la información en el momento que corresponda, ni antes, ni después.

¿Qué preguntar y cómo?

Mi recomendación es que antes de solicitar la lectura, hagas una pequeña meditación o aquietes la mente. No te agobies con esto, es solo tener la intención de conectar con lo sagrado de ti. En un papel escribe todas las preguntas que creas querer saber (aquí estará respondiendo tu mente). Cierra los ojos, realiza tres respiraciones profundas y lee nuevamente las preguntas, establece una prioridad en las mismas. Te darás cuenta de que dos o tres preguntas llevan al mismo lugar. Trata de obtener de todas, preguntas específicas, claras y directas.

En mi caso, leo los Registros en persona preferiblemente, vía online si estás fuera de España, o bien a través de mail. El mail debes dirigirlo a preguntar directamente a tus Guías espirituales, como si hablaras con ellos. Ahora mismo por la situación que atraviesa el mundo, todas las sesiones se realizan online, por zoom, video whatsapp, skype o cualquier otra plataforma que sea cómoda para ti.

¿Qué preguntas hacer y cuáles evitar?

El Amor es una pregunta que trato de evitar, pues ambas personas en su libre albedrío se han elegido el uno al otro, para un aprendizaje, o por un acuerdo previo. Sin embargo, puedes preguntar acerca de ti con relación a una persona, pero no puedes acceder a la vida y voluntad de la otra persona. Los Registros son solo de tu vida y tus memorias.

Algunas preguntas frecuentes son:

– En la relación que mantengo con… ¿qué tengo que aprender, saber, dejar de saber, ver…? ¿Por qué me es difícil comprenderle?

Se recomienda preguntar acerca de esta vida, si existe alguna información que sea relevante de otras vidas, te la brindaran de la misma forma.

En la apertura de los Registros Akáshicos llega mucha información. Por ello te pediré que hagas tres preguntas como máximo,  es importante priorizar, es un trabajo previo que te ayuda a centrarte en aquello que deseas saber. La información resonará en ti de forma maravillosa y se abrirá una puerta a través de la cual comenzaras a ver con más claridad.

Si estas interesado en la lectura escríbeme y  te enviaré información que necesites, acordaremos una cita para saber cómo, cuándo y dónde podemos realizarlo y comenzar tu proceso sagrado.

Recibe un abrazo de luz. Te espero… cuando así lo sientas. 

Solicita tu lectura de RA